CONJUNTO MONUMENTAL DE VALDEDIOS, VILLAVICIOSA






La admirable iglesia de San Salvador de Valdediós, o El Conventín" como es interiormente conocida, es una de las grandes obras maestras de la Arquitectura Prerrománica Asturiana, de la etapa postramírense,en su fase final, junto a SANTO ADRIANO DE TUÑÓN, o la basílica de Santiago de Compostela.


 Edificada por Alfonso III poco antes de que la capital del Reino se desplazara a la actual León, con la consiguiente decadencia de la arquitectura palaciega en Asturias.


Ubicada en un profundo y desértico valle al este de la ciudad de Oviedo, en el término de Villaviciosa, “ El Valle de Boides”, bastante alejado de lo que era la capital del reino por aquellos tiempos; se asemeja como residencia palaciega de retiro, donde Alfonso III  se aislaría, ya destronado.
 Residencia como la que Ramiro I construyó en el Monte Naranco, colindante a la capital, formado por San Miguel de Lillo (iglesia) y Santa María del Naranco (palacio);a diferencia de que en la de Valdedios, no queda evidencia material del palacio, solo fundadas suposiciones.


Partiendo de la fecha de su consagración, se puede presumir que data del siglo IX, año 893, dato que aparece en una losa de mármol emplazada en la conocida como “capilla de los obispos”, estancia del costado sur ubicada junto al pórtico.





Esta inscripción relata que acudieron a dicha consagración personajes tan importantes y alejados del lugar como los obispos de Iria o Santiago de Compostela (Sisenando), Lugo (Recaredo), Astorga (Ranulfo), Dumio o Mondoñedo (Rosendo I), Lamego (Argimiro), Coimbra (Nausto) y Zaragoza (Eleca), de la que marca el nombre del oratorio.


INSCRICION FUNDACIONAL

Arquitectónicamente, todo el edificio se obró en sillares, reforzados en las esquinas y espacios monumentales.


 De planta basilical y armónico, alargado completamente abovedado de tres naves, con pequeñas cámaras laterales a la altura del transepto y una cabecera con tres ábsides planos, más alto y avanzado ligeramente el central, dedicado a San Salvador y dos adyacentes, uno a cada lado, consagrados a Santiago Apóstol  y San Juan Bautista


NAVE CENTRAL, CONSACRADA A SAN SALVADOR.
.


DIBUJO DE LA NAVE CENTRAL EN ORIJEN.
San Salvador es un armonioso edificio como los edificios ramirenses aunque sin la decoración ni características propias de este periodo, por lo que se calificaría, más bien del periodo postramírense, estilísticamente.
RESTOS DE POLICROMIA.



El interior estaba revestido de pinturas murales, de las que quedan algunos restos.



Las naves se separan mediante arcos fajones de medio punto que soportan los altos muros de la nave central. Estos arcos gravitan sobre pilares de sección cuadrada con ménsulas. Algunos de ellos dejan ver las muescas o hendiduras donde se encajaron los instrumentos necesarios para la liturgia hispana.




Al ser la nave central bastante más alta que las laterales, se pudieron practicar en lo alto de los muros una serie de vanos de medio punto que permiten la iluminación directa.



La cabecera tripartita cuenta con tres arcos triunfales, uno para cada ábside.
Son de medio punto y caen sobre gruesas columnas de fustes posiblemente reaprovechados.


 Los capiteles del ábside central son prerrománicos asturianos, tallados a base de grandes hojas como de helechos.


 Sin embargo, los capiteles de los arcos triunfales de los ábsides colaterales son tardorromanos, seguramente obtenidos de alguna villa o construcción romana no muy distanciada, de la que parece quedar huellas.
Al oeste del edificio se abre un pórtico bajo envuelto por recintos contiguos no comunicados con las naves.

FRENTE INTERIOR TRIBUNA REAL.

ESTERIOR TRIBUNA REAL.

ACESO TRIBUNA REAL



Encima se construyó una tribuna comunicada con el pórtico a modo de cátedra, lugar privilegiado y reservado para que el rey asistiese a las liturgias; iluminada por una ventana con tres columnas, delimitadas en un marco, y por encima, una moldura con un perfecto relieve de la Cruz  de  la Victoria, con su correspondiente Alfa y Omega.


El aspecto exterior de la cabecera es equilibrado, además de los tres ábsides descritos, cuenta con una "Cámara del Tesoro" ubicada entre la capilla mayor y el tejado.

ESTERIOR CAPILLA MAYOR
ESTERIOR CAMARA DEL TESORO.

 El muro del ábside central tiene un ventanal tríforo para iluminarlo y, encima, otro bíforo para alumbrar la Cámara del Tesoro.

CABEZERA DEL TEMPLO.

Muy interesante es el pórtico lateral construido junto al muro sur algo después del templo.
Este tipo de pórticos tuvieron finalidad funeraria (ya que en ellos se practicaban enterramientos).

SARCOFAGO DEL ULTIMO OBISPO DEL TEMPLO.

Siglos más tarde, este tipo de pórticos laterales cuajará en innumerables iglesias románicas, aumentando su funcionalidad a otros menesteres como lugar de reunión.


Arquitectónicamente, es una estructura de gran sillería con ventanales decorados a base de celosías.



CELOSIAS

ENTRADA POR EL PORTICO LATERAL

La bóveda de medio cañón de esta galería -aplicando fórmulas ramirenses- se voltea sobre arcos fajones que se apoyan, del lado de la iglesia, en semicolumnas de esquemáticos capiteles con collarino sogueado y, del otro, en ménsulas.
La altura de este pórtico fue perfectamente calculada para crear un equilibrado juego de volúmenes en disminución desde la nave principal, la lateral sur y el citado pórtico.

El conjunto de pinturas murales


El amante del arte medieval español probablemente conozca las famosas pinturas murales de la iglesia ovetense de San Julián de los Prados.
En el caso que nos ocupa, la iglesia de San Salvador de Valdediós, conserva también algunas pequeñas muestras de similares frescos que nos permiten confirmar la forma en que era habitual rematar los templos en aquella época altomedieval.




CAMARA REAL





CAPILLA DE SANTIAGO

Se trata de pinturas realizadas con la técnica del fresco heredada del mundo romano. Los colores empleados mayoritariamente son el rojo, negro, ocre.
Los motivos pintados están sujetos a un aniconismo propio de aquellos tiempos donde se seguía debatiendo sobre la conveniencia de representar los seres sagrados (cuando se pintan las iglesias asturianas, el Imperio Bizantino se encuentra en plena Iconoclasia o hace poco que ha salido de ella, que sirvió de inspiración.
Por ello se emplean formas geométricas rítmicamente dispuestas como rombos, círculos o hexágonos alargados.


En otros casos se imitan arquerías. También hay tallos vegetales y, algo muy importante, símbolos cristianos como las y crismones inscritos en círculos concéntricos y una Alfa y una Omega en la parte superior.

ENTRADA LATERAL DEL MONASTERIO.

ENTRADA PRICINCIPAL DEL MONASTERIO

A unas decenas de metros al sur de San Salvador, encontramos la iglesia románica, el claustro y algunas otras dependencias del Monasterio Cisterciense de Santa María de Valdediós, erigido con posterioridad, en las primeras décadas del siglo XIII. Hoy distinguido como Conjunto Monumental de Valdedios. En el mes de junio del año 1.931 fueron declarados Monumento  Nacional.




En el año1.200,  Alfonso IX, cede a los monjes del cister el territorio del Valle de Boiges (actual Puelles), con todas sus dependencias y aprovechamientos, llegando así, Los primeros monjes desde el monasterio gallego de Sobrado, llamado después “Sobrado dos Monxes” en la provincia de A Coruña.
Tras variadas vicisitudes, hasta la llegada de la desamortización de los bienes eclesiásticos, en el siglo XIX, pasando la hacienda a manos del Estado Español , hasta que en el año 1.862, el conjunto pasó a pertenecer al arzobispado de Oviedo.



Durante la guerra civil el conjunto monumental fue utilizado como centro psiquiátrico siendo entonces cuando se escribió una de sus historias más cruentas, con el fusilamiento de buena parte del personal que asistía a los dementes.


Finalizada la escaramuza civil recuperó de nuevo las funciones de seminario hasta que en año 1.951, se trasfiere éste a Covadonga, el conjunto monumental queda nuevamente abandonado.

Ya en el año 1.992 se restableció la vida monástica con una comunidad de Monjes Cistercienses y  el recinto volvió a recuperar su sentido original.
Diecisiete años más tarde, dicha comunidad cisterciense fue disuelta y, a finales del mes de febrero de 2009, los Hermanos de la Congregación San Juan tomaron el relevo.
Actualmente existe una comunidad de hermanas, Las Carmelitas Samaritanas del Corazón de Jesús, que lo regentan a modo posada.







En 1985 la UNESCO la catalogó como Patrimonio de la Humanidad.




Como curiosidad,… En el monasterio de Valdedios, habitan desde hace años, una nutrida comunidad de murciélagos de Geoffroy, una de las tres especies protegidas en el Principado, perfectamente identificados, incluso anillados, y no se les puede perturbar, así reposa Alfonsito, en espera de mejores tiempos.

ALFONSITO DESCANSANDO

INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL CONCEJO DE VILLAVICIOSA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario